Protegernos del sol en la nieve Centro Dermatológico Estético Alicante
nieve

Protegerse del sol en la nieve

¿Por qué es importante protegerse del sol en la nieve?

Es importante tener en cuenta dos factores muy importantes que pueden darse en esta situación:

  1. Cada 1000 metros de altura aproximadamente aumentan en un 15% los daños que puede producir el sol, por tanto, cuanto más subimos más aumenta su incidencia sobre nuestra piel.
  2. La nieve es capaz de reflejar un 80% de los rayos ultravioleta, produciendo de esta manera un efecto espejo.

Ante estas condiciones, la protección solar es mucho más importante que en las normales, donde ya de por sí, es muy importante.

VAYAMOS POR PARTES…

Protegerse del sol en la nieve los ojos: las gafas de sol son imprescindibles en la nieve por dos motivos fundamentalmente:

  • El sol puede producir una inflamación de la capa córnea y la conjuntiva (oftalmia y queratoconjuntivitis) que precisa de reposo en la oscuridad durante al menos 24 horas. Si se agrava, pueden producirse daños también en la retina y el cristalino, por lo que se debe tener precaución.
  • Las gafas de sol también puede prevenir la entrada de cuerpos extraños dentro del ojo, por lo que es aconsejable su uso.
  • Requisitos de las gafas de sol: tener categoría 3 o 4 (bloquean el 95% de las radiaciones), cubrir los laterales y ser de policarbonato y de materiales flexibles.
  • Es MUY IMPORTANTE que los NIÑOS EMPLEEN GAFAS DE SOL ya que las necesitan casi más que los adultos.

Protegerse del sol en la nieve los labios: Pueden emplearse cacaos con protección solar o incluso barras de protección 50+ que tienen un formato similar y que pueden emplearse tanto en la cara como en los labios. Las vaselinas están aconsejadas para después de la exposición solar en la nieve, pero no mientras se está en pista, igual que los reparadores labiales, que son muy útiles después, pero no durante.

Protegerse del sol en la nieve la cara: es importante llevar una fotoprotección adecuada. No debemos buscar un protector específico en el que se indique que es para la nieve, sino que basta con un buen fotoprotector con protección 50 o superior y debemos repetir su aplicación cada 2 horas como mucho. Los envases abiertos tienen una caducidad de 12 meses, por lo que se puede aprovechar el del verano si es que sobró. Es importante llevar un tamaño adecuado de fotoprotección que nos permita repetir su aplicación, por lo que queda descartado el formato familiar para este fin. Nunca debemos olvidar llevar protegidas también las orejas y si no hay mucha densidad capilar, se aconseja no separarse del gorro.

Protegerse del sol en la nieve las manos: es imprescindible hidratar las manos cuando vamos a la nieve, ya que las exponemos a diferentes cambios de temperatura que hacen que la piel sufra. Cuando no llevemos puestos los guantes, es importante protegerlas también con crema solar.

El sol es necesario para la resolución de muchas patologías cutáneas pero a su vez, debemos protegernos de él en determinadas circunstancias. Haz un uso adecuado del sol, protégete.

Dejar un comentario