caida-del-pelo

¿Cuándo ir al médico ante la caída del pelo?

¿Qué es la alopecia o caída del pelo?

La caída del pelo o alopecia produce la calvicie. Existen muchos tipos de alopecia, clasificados según sus causas y modo de aparición en cada persona.

En los varones, normalmente, si se trata de una alopecia androgenética masculina, hablamos de una evolución fisiológica y completamente normal determinada por un factor hereditario sumado a una causa hormonal. Se considera normal y no es una caída de pelo patológica. Sin embargo, en las mujeres, la caída del cabello suele formar parte de una patología de cuero cabelludo en la que el pelo cae como síntoma de alguna alteración previa en el cuero cabelludo y no como una evolución normal como ocurre en los varones.

Según la edad de inicio, y la sintomatología, las enfermedades de cuero cabelludo relacionadas con la caída del pelo se pueden clasificar en cicatriciales o no cicatriciales. En el caso de las cicatriciales, el pelo que se cae o se pierde precede a un tejido cicatricial en la piel que impide la salida de un nuevo cabello. En estos casos los tratamientos van encaminados a frenar el avance de la enfermedad y no a que se recuperen nuevos cabellos. Son ejemplos de estas patologías, la alopecia frontal fibrosante, el liquen plano pilar y la pseudopelada de Broq entre otras. Cuando las alopecias no son cicatriciales, se puede recuperar parte o la totalidad del pelo, como en el caso de los efluvios anágenos o telógenos, y la alopecia androgenética femenina, además del síndrome de cuero cabelludo rojo. Otras patologías de carácter autoinmune como la alopecia areata o la universal, son totalmente recuperables con tratamientos médicos, aunque requieren de mucho tiempo para conseguir los objetivos que se pauten.

¿Qué síntomas presenta la caída del pelo?

El principal síntoma de alopecia es sin duda que el pelo cae. Realmente, el proceso de caída del pelo es completamente normal hasta cierto punto. Cada uno conoce normalmente la cantidad de pelo que cae cada día, y cuando esa cantidad es excesiva y además lo es durante un tiempo muy extenso, suele producir preocupación, ya que los pacientes suelen observar vacíos previamente inexistentes en el cuero cabelludo que llevan luego bastante tiempo en recuperar.

Sin duda, cada patología presenta una sintomatología concreta y una evolución en el tiempo si no se trata de forma adecuada. Por ejemplo, en la alopecia androgénica masculina, se produce una recesión en las entradas y aclaramiento de coronilla, en la femenina se mantiene la línea anterior del pelo pero se produce un aclaramiento de densidad en la zona intermedia, en la alopecia frontal fibrosante, se inicia una pérdida inicial de cejas y patillas y posteriormente una recesión lineal de la línea de implantación del pelo.

Lo que es importante saber, es cuándo acudir al médico, y ante la menor duda, se debe consultar, ya que en el caso de algunas alopecias (especialmente en las que afectan a las mujeres y las de carácter cicatricial) es importante detener el proceso cuanto antes, e impedir que la caída del pelo prosiga su curso.

Para entender por qué cae el pelo…¿Qué es el ciclo folicular?

El pelo sano tiene un ciclo folicular de unos 6 años de duración que consta de tres fases:

  • Fase anagénica (fase de crecimiento, 6 años de duración aproximadamente): la fase anagénica de una raíz sana dura aproximadamente unos 6 años. Lo normal, es tener en esta fase de crecimiento entre un 65-80% del total del pelo de cada persona.
  • Fase catagénica (fase de parada, unos 2 meses de duración aproximadamente): cuando el folículo piloso termina su fase de crecimiento, permanece en fase de parada unos 2 meses para finalmente convertirse en una raíz telogénica y caer para convertirse en una nueva raíz anagénica. Normalmente hay entre un 1-10% del total de cabellos en esta fase.
  • Fase telogénica (fase de caída, 3-6 meses de duración aproximadamente). Lo normal, es que existan entre un 1-15% del total de pelos en esta fase. Cuando la raíz telogénica cae, da paso a una nueva raíz anagénica que inicia de nuevo el ciclo folicular.

Por tanto, si el proceso normal de un ciclo folicular dura 6 años, cuando existe un problema de alopecia o caída excesiva del pelo, los ciclos foliculares se acortan y además entre un ciclo y otro, especialmente en las alopecias androgénicas tanto masculinas como femeninas, existe un proceso de miniaturización de los folículos, de forma que cada nueva raíz anagénica es más pequeña, hasta que un ciclo tras otro, se convierte en una raíz tan pequeña que apenas puede verse.

¿Qué tratamientos existen para evitar la caída del pelo?

Cuando hablamos de caída del pelo, lo ideal es combinar todas las posibilidades terapéuticas existentes.

Es muy importante dejar claro al paciente que los tratamientos para la caída del pelo deben mantenerse en el tiempo si se quiere ver su eficacia, y concienciar de que lo que se trata tiene carácter crónico y no puntual, y que por tanto, si se suspende de forma inadecuada el tratamiento la enfermedad existente puede empeorar y progresar de forma acelerada. La forma más adecuada de tratar la caída del pelo es:

  1. Tratamiento médico: es el más importante, debe pautarlo un médico especializado en tricología y se realiza en casa durante un mínimo de 4 meses. Normalmente, el tratamiento consiste en la aplicación de formulaciones magistrales tópicas a base de minoxidil y otros principios activos, y nutricosméticos por vía oral para hacer el tallo del pelo fuerte. La constancia en este tratamiento, garantiza su éxito.
  2. Tratamientos complementarios: los más habituales, la mesoterapia capilar y las infiltraciones de plasma rico en factores de crecimiento. Son coadyuvantes al tratamiento médico y ayudan a que la calidad del pelo y el tejido estén en mejores condiciones, de manera que mientras la mesoterapia aporta nutrientes de forma activa al folículo piloso, el plasma rico en factores de crecimiento aumenta la vascularización folicular, promueve el crecimiento e incrementa el tamaño tanto del folículo como del pelo
  3. Microcirugía capilar F.U.E.: sólo indicada en algunos casos médicos. Debe ser el profesional médico el que indique al paciente si es o no candidato para la realización de trasplante de folículos.

¿Cuándo es el momento de empezar un tratamiento para la caída del pelo?

Normalmente, nadie se conoce mejor a sí mismo que uno mismo, por tanto, el momento de empezar un tratamiento para la caída del pelo, suele ser cuando el paciente nota que la cantidad de pelo que ve en la ducha, en la almohada, en el peine o incluso en el suelo al barrer es excesiva.

Si eres hombre, joven, y pierdes pelo en grandes cantidades, el ponerte o no en tratamiento irá en función de cuánto te importa la caída del cabello. En el caso de las mujeres, la apreciación social es diferente. Si eres mujer y notas una pérdida excesiva de cabello, ponte en tratamiento por manos cualificadas cuanto antes. Un exhaustivo estudio determinará si la cantidad de pelo en crecimiento y en caída es normal. Cuanto antes se empiece el tratamiento, más probabilidad de mantener el pelo o de recuperarlo, siempre en función del diagnóstico y por supuesto de la evolución particular de cada paciente.

Dejar un comentario