Rejuvenecimiento de la piel de párpados inferiores

La piel más fina de nuestro organismo es la de los párpados inferiores. Esto, unido a su incesante movimiento, lo convierte en una de las zonas faciales que presenta signos de envejecimiento más pronto.

La función principal de los párpados es proteger, impedir la entrada de sustancias contaminantes en el ojo y mantener la córnea húmeda.

Esta zona tiene un envejecimiento más precoz porque contiene una densidad menor de fibras colágenas y elásticas que se relajan más deprisa. La circulación linfática es más lenta y es una zona que se expone con más frecuencia a la radiación ultravioleta.

Todo esto provoca que el envejecimiento de los párpados inferiores sea el primer motivo de consulta en los pacientes más jóvenes.

En CDE proponemos distintos tratamientos para mejorar la zona del párpado inferior.

Hidratación con ácido hialurónico:

Con este tratamiento mejoramos la estructura y elasticidad restableciendo su equilibrio hídrico.

Un tratamiento para pacientes jóvenes con arruguitas, piel fina y seca.

Los pacientes  de más edad con alargamiento vertical de párpados inferiores y exceso de piel, no serán candidatos para este tratamiento.

Kleresca® Skin Rejuvenatión:

Un tratamiento no invasivo que rejuvenece la piel con un alto perfil de seguridad, eficacia y un período de recuperación nulo o muy corto.

El tratamiento se basa en la sinergia entre un gel especialmente diseñado y una lámpara multiLED Kleresca®. El gel contiene cromóforos que se activan y lo convierten en energía que estimula a nivel celular los mecanismos de regeneración naturales de la piel y promueve la síntesis del colágeno.

Es un tratamiento que se puede aplicar durante todo el año.

Explicamos este tratamiento para el rejuvenecimiento de la piel de párpados inferiores ya que es el único que se puede aplicar tan cerca del ojo, pero sus beneficios afectan a nivel facial ya que el tratamiento se aplica en el rostro entero.

Con esto conseguimos, además de mejorar la piel del párpado inferior, un aspecto radiante y natural en todo el rostro, un aumento aproximado de un 400% de colágeno y reducir el tamaño de los poros y las arrugas finas.

Cada sesión del tratamiento Kleresca dura unos 10 minutos y se aprecian mejoras significativas en la piel durante la administración del tratamiento, así como unas mejoras duraderas después de su finalización.

 

Recuerda que además de estos tratamientos, un buen cuidado de la piel es muy importante y la utilización de un fotoprotector a diario nos ayudará a prevenir las arrugas en la zona del párpado inferior y del rostro en general.

 

Dejar un comentario