Mitos sobre la microcirugía capilar F.U.E. Centro Dermatológico Estético
mitos Fue

Mitos sobre la microcirugía capilar F.U.E.

En numerosas ocasiones hemos hablado de cuál es el procedimiento más correcto o por lo menos el que mejor beneficio estético aporta a los pacientes a la hora de realizar la técnica de trasplantar folículos mediante la técnica F.U.E.

Hoy vamos a hacer especial hincapié en desvelar la verdad sobre los distintos mitos que se oyen e incluso se publicitan sobre este tipo de cirugía.

Mito 1: Cualquier paciente puede someterse a la cirugía F.U.E.

Falso. Es muy importante que el cirujano y el equipo quirúrgico hagan una selección exhaustiva de sus pacientes. En algunas ocasiones, los varones carecen de zona donante suficiente para poder densificar la zona receptora.

Esto sucede en formas muy evolucionadas de alopecias androgénicas masculinas. El paciente crea una expectativa falsa con respecto al resultado de la intervención y es el equipo quirúrgico el que debe aclarar al paciente cuál va a ser su resultado.

En el caso de las mujeres, debemos aclarar que no todas las patologías de cuero cabelludo son operables, ya que si se realizan tratamientos quirúrgicos se corre el riesgo de empeorar la enfermedad (como en la alopecia frontal fibrosante, por ejemplo).

Mito 2: Para hacer bien la extracción es necesario rasurar el pelo.

Falso. Es cierto que el proceso de extracción o recolección de los folículos es mucho más rápido si se realiza con el pelo rasurado. Pero realizar de esta forma la técnica, hace menos certero el proceso porque no se puede observar la direccionalidad del pelo y además, crea un alargamiento considerable del postoperatorio que hace al paciente retrasar su incorporación a la vida social y laboral y en las mujeres un impacto emocional importantísimo que hace que prefieran no realizar la cirugía.

La técnica SIN RASURADO, garantiza los mismos resultados disminuyendo el impacto emocional y reduciendo el tiempo de posoperatorio inmediato.

Mito 3: En cada cirugía se pueden extraer todos los folículos que el paciente necesite.

Falso. El número de folículos no va en función de cuántos necesite la zona receptora, sino de cuántas nos pueda dar la zona donante sin lesionarla. En los últimos congresos internacionales sobre F.U.E. todos los cirujanos insisten en no extraer más de 2200-2500 unidades foliculares por intervención.

Debemos tener en cuenta que cada unidad folicular contiene en su interior entre 1 y 3 pelos y por tanto el trasplante de pelos es mayor que el de unidades foliculares.

Aunque la extracción se haga de forma individual y no se saque la antigua “tira” que dejaba una antiestética cicatriz lineal, si se excede este número de unidades foliculares, pueden dejarse también zonas cicatriciales en el cuero cabelludo que da un aspecto “apolillado” a la zona donante y que limita la misma a la hora de realizar nuevas intervenciones futuras.

Mito 4: El tratamiento F.U.E. sólo es para hombres.

Falso. Por desgracia cada vez son más las mujeres que padecen enfermedades de cuero cabelludo que por su evolución necesitan este tipo de cirugía. Nunca debemos olvidar, que la pérdida de cabello en los hombres, es una evolución completamente fisiológica y en el caso de las mujeres, esta pérdida se considera patológica porque hablamos de una enfermedad.

Aunque un elevado número de varones a día de hoy solicitan esta cirugía, también a multitud de mujeres les resulta necesaria, no sólo para mejorar su aspecto físico sino también para mejorar el estado psicológico y emocional que una alopecia avanzada puede ocasionarles.

Mito 5: Con el F.U.E. podemos cubrir completamente las entradas.

Falso con matices. Algunos cirujanos, tapan completamente las entradas con la técnica F.U.E. sin pensar en el futuro posterior de los pacientes. El pelo trasplantado no tiene una condición genética específica para perderse o miniaturizarse con el paso de los años.

Si se cubren las entradas y en algún momento puntual el paciente decide dejar de tratarse médicamente, perderá el pelo restante y el aspecto de unas entradas totalmente cubiertas de pelo frente a un hueco en la zona parietal dará un aspecto inusual y antiestético.

Lo ideal, es realizar una cirugía F.U.E. que confiera al paciente un aspecto natural no sólo pensando en el presente sino también en el futuro aspecto del paciente.

Mito 6: El material que se emplea en la cirugía no repercute en el resultado.

Falso. La calidad del material quirúrgico que se emplea para realizar la técnica influye considerablemente en el resultado posterior de la cirugía.

En la extracción, un bisturí cilíndrico de gran calibre puede dejarnos lesiones en la zona donante y en la receptora, nada tiene que ver injertar con bisturí (que da un aspecto simétrico, alineado y antinatural al pelo una vez que sale), que injertar con implanter, que produce mínimas lesiones en el cuero cabelludo y le da al injerto un aspecto natural y sencillo como puede serlo en un cuero cabelludo no sometido a trasplante.

Mito 7: Una vez realizada la intervención, el problema de la alopecia está solucionado.

Falso. Cuando el paciente realiza la intervención  (sea hombre o mujer), se le debe dejar clara, la importancia de una vez realizada la cirugía continuar con un tratamiento médico para la conservación del pelo que no ha sido trasplantado, y que si está afecto por alguna patología o por una alopecia androgénica masculina, pueda conservarse el máximo tiempo posible, en las mejores condiciones posibles y disminuir así, el número de intervenciones quirúrgicas futuras para devolver densidad.

 

Centro Dermatológico Estético está dotado de un equipo perfectamente dotado y cualificado para la realización de la cirugía capilar F.U.E. Si además de estos mitos, conoce otros o duda sobre lo que la voz pópuli dice, puede solicitar cita para informarse sobre esto y mucho más sobre la cirugía capilar F.U.E.

Comments ( 2 )

  • Daniel Aguado Soria

    Desde hace años se me ha llenado la cabeza de canas, hasta el punto que hoy en día lo tengo todo blanco, mi pregunta es, se pueden implantar las canas???

    • CDE

      Buenas, si se pueden implantar las canas.

Dejar un comentario