Alicante Ciudad Fotoprotegida

El pregón del verano: ‘Alicante Ciudad Fotoprotegida’.

Un año más nuestro Centro se compromete con la fotosalud impulsando el proyecto ‘Alicante Ciudad Fotoprotegida’. Al igual que el verano pasado los ciudadanos y visitantes de Alicante pueden encontrar en las playas del Postiguet y San Juan banderas que indican el índice de radiación solar previsto en cada jornada. Este año, además del reparto de folletos informativos que explican el significado de las banderas y desarrollan breves fotoconsejos, la iniciativa se ha enriquecido con la participación de “Pregoneros Solares”. Actores vestidos con atuendo medieval que van explicando por los paseos marítimos y principales plazas de la ciudad de forma amena y divertida la importancia de una buena fotoprotección y el significado de los nuevos pendones izados en nuestras playas.

Se trata de una campaña institucional de concienciación ciudadana para mejorar los hábitos de fotoprotección. Una iniciativa que cuenta con el apoyo imprescindible del Ayuntamiento de Alicante y su Gerencia de Playas y que se ha organizado con la colaboración de ISDIN y de nuestro Centro. Este año las banderas incorporan en su parte inferior una banda blanca en la que se puede leer un mensaje claro: Fotoprotégete Bien. Una forma de conseguir anclar más el significado de las banderas para los paseantes o bañistas que visitan las playas.

En los últimos años el cáncer cutáneo  ha tenido un crecimiento exponencial. Parece demostrado que esta circunstancia tiene que ver con una notable falta de hábitos de fotosalud entre gran parte de la población. Alicante Ciudad Fotoprotegida anima a la acción para conseguir una mejora de esos hábitos de fotoprotección y reducir paulatinamente esas dramáticas cifras, evitar el envejecimiento prematuro de la piel, etc. Con todo, el planteamiento de la campaña es siempre en positivo. No se trata de alarmar a la población sino de tratar de reformular la relación que ésta tiene que con el sol. Y es que, el ‘astro rey’ es el gran antidepresivo natural, un catalizador imprescindible de la vitamina D y, en definitiva, una fuente inmensurable de vida. Sintéticamente podríamos decir que el sol es una fuente de bienestar si tenemos unos hábitos fotosaludables. Del mismo modo que tratamos de interiorizar las bondades de la higiene bucal entre nuestros pequeños y les enseñamos a que se  laven los dientes después de cada comida deberíamos introducir hábitos fotosaludables en nuestro comportamiento cotidiano también desde la infancia.

En definitiva, informadores con folletos, pregoneros solares y banderas nos recordarán hasta el próximo 31 de agosto en las playas de Alicante que el sol hay que tomarlo con cabeza y fotoprotegerse bien.

Dejar un comentario